965 063 069 – 678 370 141      info@tfgmasters.es

facebook

¿Cuántas veces has sentido que ibas a explotar? Si has llegado a tu límite y necesitas desconectar de los libros y relajarte echa un vistazo a estos consejos que te hemos preparado.

Son muchas las ocasiones en las que un estudiante siente estrés y es normal, aunque es recomendable controlarlo con rutinas de relajación diarias.  Sí, en un mundo ideal tendríamos 30 minutos todos los días para realizar una técnica progresiva para desestresarnos, pero la realidad es bien diferente y a veces necesitamos recargar las pilas más rápido y así seguir con nuestras obligaciones.

Algunos trucos para relajarnos son de lo más sencillos y nos servirán de gran ayuda en aquellos momentos de desenfreno. Hemos preparado unos cuantos para cuando necesites desconectar:

  1. Desayuna avena. Ésta posee propiedades relajantes y ayuda a controlar la ansiedad. Acompáñala con fruta fresca o leche vegetal para empezar el día ligero y con energía.
  2. Intenta mover los labios curvándolos hacia arriba. Sí, eso, SONRÍE. El simple hecho de sonreír transmite al cerebro un mensaje de tranquilidad. Es como decirle “Está todo bien”
  3. Respira bien. Cuando estamos en una situación de estrés se tiende a retener más el aire y eso produce malestar lo cual aumenta la ansiedad y, por ende, el estrés.
  4. Viaja mentalmente. Cierra los ojos e imagínate a ti mismo en un lugar apacible y cómodo. Te sientes feliz y estás sonriente. Imaginar que estás relajado te relajará.
  5. Antes de irte a dormir, mete los pies 5 minutos en agua tibia. Aumentará el flujo de sangre y hará que todo tu cuerpo se destense.

 

Recuerda que mantener la mente tranquila es imprescindible para obtener buenos resultados académicos.

Tómate unos minutos para calmar tu cuerpo y tu mente para seguir a tope con tus estudios.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?